Columna de opinión del CPN Germán Víttore

“Yo veo al futuro repetir el pasado”

La frutilla del postre: ¡volvemos al “FMI”! - Parte I

Yo veo al futuro (y presente) repetir el pasado (el más oscuro); ¡nos volverán a endeudar con el “Fondo Monetario Internacional!”.

Ante la corrida cambiaria sufrida y sin freno aún (la cotización del dólar sigue rompiendo récords históricos, cerró la semana en los ¡$24!), que denota el resquebrajamiento del modelo económico neoliberal que implementó el actual Gobierno; nuestro Presidente anunció que nos volverá a endeudar con este organismo que hace las veces de “poder de policía” de las grandes potencias del mundo y que representa a lo más rancio de los poderes financieros internacionales. 
Trascendió que le solicitaremos, a este prestamista de última instancia, una “línea de apoyo financiero” (¡preventivo!) por la módica suma de 30.000 millones de dólares; llamada “Stand-by”. Esta línea es la más accesible y, por ende, la más dura que otorga a países que se encuentran en “crisis económica”, según informa el propio “Fondo”; que estará sujeta a revisiones periódicas sobre el rumbo de nuestra economía y atada a la famosa “condicionalidad” de sus préstamos (al cumplimiento de sus exigencias). 
Un verdadero “deja vu” (algo que ya vimos) de las épocas de Cavallo (el “verdugo” que actualmente es llamado como “salvador”) y De La Rúa, previo a la gran crisis del 2001, cuando nos otorgó los préstamos llamados “Blindaje”, “Megacanje” y “Salvataje”. (“Qué lindo es dar buenas noticias” ¿se acuerdan?).

¿Este es el camino del “gradualismo”, el que tenemos que hacer juntos, el que cuidaba a los sectores más vulnerables y el que va a fortalecer el programa de crecimiento y desarrollo del que tanto habla nuestro Presidente y altos funcionarios? 
Piel de gallina ¿no? 

¿No hay que preocuparse?, ¿esta vez, será distinto?
Considero que todos los argentinos deberíamos conocer nuestra historia económica, la cual no deja duda alguna y nos revela claramente que todo el pueblo sufrirá las “recetas de ajuste” que impondrá este “prestigioso” organismo de crédito internacional para garantizarse el cobro de lo prestado. ¡Ya lo vivimos muchas veces!

Les aclaro que, si bien la “Economía” no es una ciencia exacta sino una social; sí responde a la lógica de causas y efectos y la historia económica es reveladora de esa lógica. Veamos un ejemplo, si muchas veces en nuestra historia se implementaron políticas económicas que llamaremos “A” (causas) y sus resultados fueron siempre entre “B” y “C” (efectos); si nuevamente implementamos “A” (¡casi al dedillo!) ¿Por qué esta vez arrojará “Z”? 
Cada vez que nos endeudamos y caímos en las garras del FMI desde 1956 y éste impuso sus “condicionalidades” y “recetas de ajuste” (“A”), hemos culminado en fuertes crisis económicas que sufrió todo el pueblo argentino (“B” y “C”); entonces, ¿por qué esta vez nos llevarán al crecimiento, al desarrollo y a la pobreza cero y cuidará de los más vulnerables de nuestra sociedad (“Z”)? Les pido que no seamos ingenuos e inocentes por favor.

¿Cómo llegamos a esto?
La “corrida cambiaria devaluatoria” generada por la especulación y la extorsión de los “cuervos” (o “buitres”) financieros que “crió” el actual Gobierno (liberando la cotización del dólar, desregulando el mercado cambiario y fomentando la “timba financiera”) ¡no se frenó! a pesar de que ya se “quemaron” miles de millones de dólares de nuestras reservas y se elevaron fuertemente las tasas de interés (al ¡40%!); lo que genera un recrudecimiento de la recesión que estamos sufriendo con una creciente inflación (“estanflación”), que le “comen los ojos” a toda la población. Esto lo desarrollamos en la columna del domingo pasado, así que sigamos.
¡Tampoco se frenó! A pesar de que luego, el experiodista de Clarín Nicolás Dujovne que hace las veces de ministro de Hacienda, anunció un fuerte ajuste en los gastos primarios del Estado, que dejará de invertir 30.000 millones de pesos en obra pública, intentando “llevar tranquilidad” y dar “una clara señal” al mercado. 
Se preguntarán: ¿por qué ajustando el gasto público primario (¡no el financiero!) el Gobierno le quiere llevar tranquilidad al “mercado”? (¡estaría bueno que alguna vez le lleve algo de tranquilidad a la gente de pie y no al mercado! ¿No?). 
Porque les está diciendo a estos “buitres” especuladores que lo (nos) extorsionan: “Vamos a ajustar a todo el pueblo argentino para que se generen los excedentes fiscales que le den la tranquilidad de que sus dólares “invertidos” o “prestados”, más las jugosas ganancias (intereses) otorgadas, les serán devueltos al momento que quieran cobrar los mismos”, ¿se entiende? ¿Servirá esto de ejemplo para definir “Cipayo”?
Y así es como llegamos; a la “frutilla del postre”. Así llegamos al “último manotazo de ahogado” del actual Gobierno, que se “aferró” al último bote salvavidas que banca a este modelo económico, que sólo cierra con más endeudamiento externo y que se resquebraja y comienza a hundirse (¡con todos nosotros adentro!). Lamentablemente, ese bote es el “FMI”.

Comprendido esto, la gran pregunta entonces es: ¿El endeudarnos con el “Fondo” es la solución para frenar esta extorsión especulativa y el camino hacia la bonanza prometida?
Teniendo en cuenta que el próximo martes vencen Lebacs por cerca de 680.000 millones de pesos, ¿cuántos “saltarán” al dólar? En síntesis, ¿cuándo frenará esta corrida cambiaria?

Hasta acá 
Como “tengo mucho más que escribir y poco papel”, continuaré el próximo domingo con las respuestas no sólo a estas preguntas, sino de otras que surgirán, en el afán de profundizar el análisis de este tema que me genera un hondo pesar.  “Volver al FMI” es volver al pasado más nefasto de nuestra historia económica y es la frutilla del postre de todo lo hecho, en estos dos años y medio, por una gestión a la que (hay que decirlo con todas las letras, no son épocas de aceptar consejos de “moderación”) ¡no le interesa el bienestar de las mayorías y de los más vulnerables de nuestra sociedad! Sino que lamentablemente traerá aún más sufrimiento y dolor para todos. CONTINUARÁ…
 

Valorar esta noticia

5% Satisfacción
0% Esperanza
63% Bronca
15% Tristeza
10% Incertidumbre
5% Indiferencia
Comentarios Libres

Copyright © 2018 El Esquiú.com - Todos los derechos reservado