Había tomado a una mujer y un niño como rehenes

Matan al sospechoso de haber calcinado dos cuerpos

La violenta cadena de sucesos ocurrió en Villa Caraza, en el partido bonaerense de Lanús.

Matan al sospechoso de haber calcinado dos cuerpos

El incendio del automóvil en la vía pública fue el hecho que desencadenó toda la investigación.

El incendio del automóvil en la vía pública fue el hecho que desencadenó toda la investigación.

Dos hombres fueron encontrados asesinados y con sus cuerpos totalmente calcinados dentro de un auto en la localidad bonaerense de Villa Caraza, y el supuesto autor del doble crimen se atrincheró durante varias horas en una casa, donde mantuvo a un niño y a una mujer de rehenes hasta que finalmente murió al enfrentarse con policías que ingresaron por la fuerza a detenerlo.

Fuentes policiales y judiciales aseguraron que la hipótesis que se maneja apunta a que el autor del doble crimen se vengó por una supuesta deuda que el padre de uno de los calcinados mantenía con él.

Según los investigadores, todo comenzó cuando un llamado al 911 alertó sobre la presencia de dos cuerpos dentro de un Chevrolet Corsa que se estaba prendiendo fuego en el cruce de las calles Chubut y Magallanes, de Villa Caraza, partido de Lanús.

Al lugar fueron convocados los bomberos que, tras combatir las llamas, hallaron los cuerpos calcinados de dos hombres que fueron identificados como Teodoro Alexis Sebastián Cáceres y Leandro Fabián Duarte.

Tras el hallazgo, la policía determinó que el automóvil pertenecía a Cáceres, quien trabajaba como remisero en una agencia de la zona, y que el otro hombre asesinado, Duarte, era un amigo suyo.

El superintendente de la zona Sur de la policía bonaerense, comisario mayor Nicolás Ordáz, aseguró en una rueda de prensa que las primeras investigaciones lograron determinar que dentro del auto, además de los dos fallecidos, se hallaba un hombre y una mujer.

“Se determinó que ese hombre que iba en el asiento trasero (luego identificado por la policía como Carlos Esteban González) fue quien asesinó a los dos que iban adelante, que luego los roció con alcohol y los prendió fuego, tras lo cual huyó”, relató el jefe policial.

El investigador explicó que el homicida también intentó quemar viva a la mujer que también estaba en el auto, quien era su pareja desde hacía ocho meses, pero que ésta se salvó porque logró bajarse del auto y sacarse la ropa mientras se le prendía fuego.

Esta mujer fue quien le aportó los datos a los investigadores e identificó al autor como González, por lo que de inmediato se montó un operativo de búsqueda.

“La mujer nos trajo hasta la calle Pilar 262, de Caraza, donde ella vivía con González, su hijo de 5 años y su madre. Y ahí lo encontramos con sus facultades mentales alteradas. Por eso perimetramos el lugar a cien metros a la redonda y fue convocado personal idóneo para negociar”, aseguró el comisario Ordáz.

El hombre se atrincheró en la casa, tomó como rehén al hijo de 5 años de su pareja, a su madre y le dijo a los policías que no iba a entregarse.

“Tras varias horas, los policías lograron convencerlo de que libere al niño y a la mujer y se mantuvo un tiempo más atrincherado, hasta que finalmente se optó por irrumpir en el lugar, con el aval de la fiscal que se hallaba supervisando el operativo”, dijo el jefe policial.

Según los investigadores, el hombre disparó alrededor de ocho tiros contra los policías e hirió al del Grupo Halcón que había ingresado a la vivienda, hasta que finalmente fue muerto por los efectivos. Ordáz contó luego que la mujer de González contó que su pareja era extremadamente violenta y que la sometía desde hacía ocho meses a agresiones físicas y psicológicas.

“Nos contó que se despertaba con la pistola en mano y le apuntaba en la cabeza”, dijo el jefe policial.

Respecto a la hipótesis del doble crimen, el comisario Ordáz explicó que González “quiso cobrarse una vieja deuda familiar, el padre del que manejaba el auto (Cáceres) tenía una deuda con él”.

El hecho es investigado por la titular de la Unidad Funcional de Instrucción 4 Descentralizada de Lanús, Mariela Bonafini, quien dispuso el traslado de los dos calcinados y del supuesto autor a la morgue judicial para que sean sometidos a una autopsia.

Valorar esta noticia

81% Satisfacción
0% Esperanza
4% Bronca
4% Tristeza
0% Incertidumbre
9% Indiferencia
Comentarios Libres

Copyright © 2018 El Esquiú.com - Todos los derechos reservado